Octubre de elecciones: las cartas ya están echadas

22.10.14

Octubre de elecciones: las cartas ya están echadas

Quedan pocos días para el domingo 26 de octubre, fecha en la que se celebrarán las elecciones nacionales. Para que no te pierdas la previa, en todoamerica.info te presentamos los detalles.

¿Qué se vota?

Presidente y Vicepresidente de la República, integrantes de la Cámara del Senado (treinta senadores), integrantes de la Cámara de Representantes (noventa y nueve representantes nacionales o diputados) y las Juntas Electorales de cada departamento (integrantes de las diecinueve Juntas Electorales compuestas por cinco miembros cada una).

A su vez se plebiscitará el proyecto de reforma constitucional, para lo que habrá una hoja de ratificación de color blanco. Dicha reforma como punto central establece: “…las personas mayores de 16 años y menores de 18 años serán penalmente responsables y serán castigadas de conformidad con las disposiciones del Código Penal, por la comisión intencional de los delitos de homicidio, homicidio especialmente agravado, homicidio muy especialmente agravado, lesiones graves, lesiones gravísimas, rapiña, rapiña con privación de libertad (copamiento), extorsión, secuestro y violación, así como los demás delitos que indique la ley”.

Los candidatos y sus propuestas 

Para el oficialismo, la fórmula presidencial está integrada por el oncólogo y ex presidente Tabaré Vázquez Rosas y Raúl Sendic, ex presidente de la petrolera estatal ANCAP (Administración Nacional de Combustibles Alcohol y Pórtland). Tabaré es uno de los históricos dentro del FA (Frente Amplio), el cual no deja de acrecentar laureles desde 1989, año en que fue electo intendente municipal de Montevideo.

Por su parte, Raúl Sendic, hijo del líder y fundador del MLN-Tupamaros, si bien ya lleva una importante trayectoria dentro del partido, tanto desde su banca en Diputados como encabezando el Ministerio de Industria, Energía y Minería (2009-2010), se presenta como la renovación dentro de la izquierda uruguaya.

La estrategia electoral emprendida por el FA, posee varias aristas: desde la actividad “pueblo a pueblo” encabezada por la dupla presidencial a través de dos giras por todo el país, pasando por los actos contra la baja de la edad de imputabilidad (tema a plebiscitar el día 26 de octubre), hasta los ya clásicos “banderazos frenteamplistas”.

En cuanto a los ejes programáticos de la campaña, la misma se centra en el lema “Milagros No, Logros Sí”,  a partir del cual plantea “seguir profundizando los cambios”, entre los que se destacan -a lo largo de los nueve años de gobierno frenteamplista- la concreción de los planes de inclusión social (por ejemplo, Plan Juntos y CEIBAL), la disminución de la mortalidad infantil y el desempleo, el aumento del presupuesto para las áreas de Salud y Educación y el desarrollo de políticas humanitarias que incluyen desde el arribo de refugiados sirios hasta el posible recibimiento de presos de Guantánamo.

Por otra parte, cabe señalar que si bien las encuestas pronostican una victoria del oficialismo, casos como la quiebra de la empresa aérea estatal PLUNA, los balances en negativo de la petrolera estatal ANCAP -hasta hace pocos meses dirigida por el candidato a vicepresidente-, como así también la estrategia de no brindar un debate abierto con la oposición, generan malestar en un importante sector de los votantes frenteamplistas.

Por su parte, el Partido Nacional presenta como candidatos presidenciales al ex diputado por el departamento de Canelones Luis Lacalle Pou, hijo del ex presidente Luis Alberto Lacalle, y al ex senador por Paysandú, Jorge Larrañaga. Desde el pegadizo jingle “Somos hoy, somos ahora, somos marea que sube… rebelde y conquistadora. Somos hoy, somos ahora, somos un viento que sopla con fuerza renovadora”, el partido blanco busca alejarse de su papel político como oficialismo en la década del noventa, cuando propulsaron el neoliberalismo en Uruguay mediante medidas como “el ajuste fiscal” y la ley de Empresas Públicas.

A su vez, bajo el lema “Por la Positiva”, si bien rescatan varios logros del oficialismo -el bajo índice de desempleo e inflación, el desarrollo productivo y la inversión en salud, educación y defensa-, plantean varios puntos a subsanar, entre ellos la seguridad, para la cual aplican un discurso pendular que oscila entre promover estrategias ya implementadas por el FA, como la creación de microcárceles orientadas a la enseñanza de oficios, la reinserción en la educación formal y la rehabilitación mediante el trabajo. En este rubro, la crítica al gobierno se lee en el programa electoral: “Los gobiernos del Frente Amplio adoptaron una visión ingenua e ideologizada sobre los orígenes del delito y sobre las formas de combatirlo. Creen que al delito se lo puede controlar atendiendo únicamente a sus causas sociales y confunden el autoritarismo con el sano ejercicio de la autoridad”.

Por último, el Partido Colorado con una estrategia de claro corte rupturista con el gobierno, presenta como candidatos al abogado Pedro Bordaberry, hijo del ex presidente de facto Juan María Bordaberry, y al actual intendente de Salto, Germán Coutinho. En cuanto a los temas que más lo alejan del oficialismo se encuentran: las críticas a la ley promulgada en 2012 vinculada a la interrupción voluntaria del embarazo y a la ley nº 19.172 (marihuana y sus derivados: control y regulación del Estado de la importación, adquisición, almacenamiento, comercialización y distribución), como su apoyo al plebiscito referido a la baja de edad de imputabilidad.

En materia económica, el Partido Colorado aspira a negociar un Tratado de Libre Comercio con EEUU y acercarse a la Alianza del Pacífico. A su vez, el candidato a presidente se comprometió a reducir la carga tributaria “a partir del crecimiento de la economía, la buena gestión y la efectiva contención del gasto”.

Los pronósticos 

Según la última encuesta de la consultora Factum, dada a conocer el 6 de octubre, el Frente Amplio alcanzaría un 42%, el Partido Nacional un 32% y el Partido Colorado un 15%. Por su parte, y ya fuera del podio, el Partido Independiente obtendría un 3% y Unidad Popular y el Partido Ecologista un 1% cada uno.

La consultora Cifra, por su parte, determinó en su encuesta realizada a mediados de septiembre que el 44% de la ciudadanía votaría al Frente Amplio, un 33% al Partido Nacional y un 17% al Colorado. Ese porcentaje ubicaría al FA como el partido más votado, pero lo dejaría lejos de un triunfo en primera vuelta; situación que presupondría un panorama de incertidumbre dentro del oficialismo.

¿Habrá una continuidad frenteamplista o retomarán al gobierno los partidos tradicionales? Los candidatos ya jugaron sus cartas, ahora es el turno de los ciudadanos.